Tened en cuenta que los riesgos están presente en todas las fases de un proyecto, por eso tenemos que pensar que si no podemos evitarlos por lo menos tendremos que buscar la forma para que su impacto sea menor.
El propósito de este proceso es que midiendo la probabilidad y el impacto económico y temporal de los riesgos más severos, cuantificar coberturas y reservas para el plazo, presupuesto y cualquier otro objetivo cuantificable del proyecto.
También es  cierto que en proyectos  sencillos, de poca duración y con presupuestos muy bajos no se suele realizar análisis cuantitativos de riesgos, estos solamente se suelen realizar en proyectos costosos,  largos, y complejos, pero siempre hay que considerar la influencia de los riesgos del proyecto más prioritarios (rojos), aquellos recogidos en la short list (lista corta de riesgos).
¿Pero cómo podemos conseguir realizar un buen análisis cuantitativo de los riesgos? Aplicando técnicas  y ayuda de expertos, como son:

  1. Técnicas de recopilación y representación de datos como: reuniones y entrevistas, distribuciones de probabilidad, juicio de expertos, etc.
  2. Técnicas de análisis y modelado de riesgos, como: modelado y simulación, análisis del valor monetario esperado, análisis mediante árboles de decisión, análisis de Montecarlo, análisis de sensibilidad, análisis de reservas y cobertura, etc.
  3. Juicio de expertos en diversas materias, internos o externos a la organización.

Acércate a los contenidos del Máster en Gestión y Dirección de Proyectos  de la Universidad de Alcalá donde te ayudaremos a cuantificar los riesgos de tu proyecto y a aplicar técnicas, simulaciones  y formulaciones correctamente. Echa un vistazo al siguiente ebook, y si ya has decidido ser Project manager ¡¡CONTÁCTANOS!!