fbpx

La Proyectoteca
Proyectos dirigidos por nuestros profesores, consultores y alumnos

Dirigir el equipo del proyecto: análisis, diseño, pruebas e implementación de la plataforma digital para el registro, monitorización y seguimiento de cetáceos y tortugas marinas, Océano Atlántico Norte.

 

Director del proyecto: Miguel Ángel Ramos Quesada.

Alumno Master Project Management (MDAP): calificación 100/100.

¿Te gustaría dirigír Proyectos como este?

Si la Dirección de Proyectos te parece muy complicada es porque no te la han explicado bien.

Dirigir el equipo del proyecto.

  • Dirigir el equipo del proyecto es el proceso que consiste en:
  • hacer seguimiento del desempeño de los miembros del equipo de proyecto,
  • proporcionar retroalimentación entre los integrantes del equipo de proyecto,,
  • resolver problemas y gestionar cambios en el equipo, a fin de optimizar el desempeño del proyecto.

Dirigir el equipo de proyecto requiere habilidades de gestión y liderazgo al director del proyecto para lograr:

  • fomentar el trabajo en equipo,
  • integrar los esfuerzos de los miembros de los equipos,
  • generar un óptimo desempeño.

Dirigir al equipo de proyecto requiere principalmente de liderazgo e influencia. Se necesita que el project manager, y los líderes, sean capaces de proyectar sobre los miembros del equipo todo lo necesario para contribuir al éxito del proyecto.

El project manager delega, en los líderes de cada equipo, la gestión de asignación y supervisión de tareas. Para la asignación de tareas ha de considerar la categoría, conocimientos y capacidades de cada miembro. Esto permitirá un mejor avance en el proyecto y repercutirá en la satisfacción, compromiso e implicación en el proyecto de cada uno de los miembros.

Según la experiencia, destreza, autonomía y eficiencia de cada miembro se requerirá de mayor o menor supervisión en la ejecución de sus tareas y en los plazos de finalización de las mismas.

Cada equipo de desarrollo, mantendrá reuniones diarias para:

  • supervisar estados de tareas,
  • cumplimientos de planificación,
  • resolver dependencias y bloqueos,
  • cambios de prioridades.

Todo esto permitirá tomar decisiones en caso de retrasos, cargabilidad o dimensionamiento de equipos.

El equipo de dirección, junto con el project manager y los líderes de cada equipo, mantendrán reuniones de seguimiento semanales internas. En ellas se supervisarán una serie de aspectos:

  • el avance semanal,
  • riesgos,
  • conflictos a resolver,
  • cambios en cualquiera de las líneas base a integrar,
  • cambios en la documentación de proyecto, 
  • cambios en los planes de gestión.

En base a todos estos elementos se tomarán las decisiones que se consideren oportunas para prevenir, o corregir, posibles situaciones no deseadas.

Es muy importante que el project nanager y los leader de proyecto tengan y apliquen habilidades que les ayuden a dirigir al equipo del proyecto, tales como:

  • inteligencia emocional: capacidad para identificar, evaluar y manejar las emociones personales y motivacionales de las personas, así como las emociones colectivas en los equipos.
  • toma de pautas a seguir en la toma de decisión como pueden ser las siguientes: 
    • enfocarse en los objetivos perseguidos,
    • seguir un proceso de toma de decisiones,
    • analizar la información disponible,
    • fomentar la creatividad del equipo,
    • tener en cuenta el riesgo,
  • influencia en los equipos y personas mediante directrices clara de puntos y posiciones,
  • habilidad de escucha activa y eficaz.
  • recopilar información para abordar los problemas y lograr acuerdos,
  • tomar conciencia de las diferentes perspectivas en cualquier situación,
  • liderazgo para influir, implicar e inspirar al equipo para mantener el compromiso y la motivación viva.
  • habilidades interpersonales y de equipo para la gestión de los conflictos que aparecerán a lo largo del proyecto. La mayoría de los conflictos se previenen con:
    • la implementación y seguimiento del plan de gestión de las comunicaciones,
    • con la definición de roles y responsabilidades bien definidas, claras y conocidas.

El director del proyecto, el equipo de dirección del proyecto y los líderes del equipo, tendrán la responsabilidad de resolver los conflictos en caso de que se produzcan.  Será necesario estar atentos al feedback, evaluaciones de desempeño, actitudes, a las conversaciones del equipo y al entorno que les rodea para detectar y resolver los que se identifiquen.

La gestión de conflictos nos ayudará a conseguir relaciones laborales positivas y una mayor productividad. La resolución de los conflictos será una prioridad para el director del proyecto.

El supervisor directo y el project manager, en caso necesario, escucharán las quejas, recomendaciones y asuntos personales que puedan estar afectando negativamente al equipo o a un miembro específico. Luego propondrán las soluciones que apliquen para encausar la situación y contribuir positivamente en la motivación y en las relaciones positivas del equipo.

Para ello, será necesario manejar hábilmente las cinco técnicas generales de resolución de conflictos y utilizar la que aplique según la importancia. Intensidad del conflicto, rol del individuo y el contexto del conflicto identificado en el equipo del proyecto:

  • retirarse/eludir,
  • suavizar/adaptarse,
  • consensuar/conciliar,
  • forzar/dirigir.
  • colaborar/resolver el problema.

Miguel Ángel Ramos Quesada

Alumno Executive Master Project Management (MDAP): Calificación obtenida en el Máster 100/100

Project Manager en everis & NTT Data

Las Palmas de Gran Canaria y alrededores, España

Enseñanza superior