El cerebro tiene sus manías, nuestra parte izquierda y nuestra parte derecha piensan de distintas formas. Una es más de conceptos y la otra es más de acciones, cuando estamos viendo la imagen de la derecha y nos piden que digamos el color de la palabra y no la palabra llega un momento en que el cerebro se colapsa, pero hay otra cuestión: que cada persona piensa de una manera diferente y funciona de una manera diferente.


Lo que unos ven en una cosa otros pueden ver otra, esto no significa nada, solamente que podemos ver las cosas en función de distintos parámetros, de distintas culturas y de las distintas circunstancias de cada uno, por eso vemos gente mucho más capacitada para la acción y que se pierde en los conceptos, y hay gente más capacitada para la conceptualización que luego se pierde en la acción. Lógicamente este ocurre con las personas implicadas en los Proyectos y es algo que el Project Manager debe tener en cuenta y por eso es tratado en es Post del Master en Project Management y objeto de estudio durante el mismo.

1.- Siempre vamos a estar jugando con las dos partes de nuestro cerebro:

Pensamiento lateral y toma de decisiones usando el Cerebro Parte 1 1Supuesto, esto  nos va a influir mucho en las decisiones que tomemos sobre nuestros Proyectos. Muchas veces, si dejamos libre al cerebro, si no utilizamos herramientas ni sistemas,  lo dejamos libre a las discusiones y nos podemos eternizar sin llegar a ningún lado, ¿por qué?, porque las cosas tienen caras distintas y se pueden ver de varias formas, de distintas perspectivas y, además, conforme vamos involucrándonos más vemos puntos de vista que no habíamos considerado inicialmente y podemos llegar a la parálisis por el análisis, tenemos que conceptualizar y tenemos que tomar decisiones y tirar hacia adelante.
Por eso tenemos que utilizar metodologías y herramientas que nos permitan, de alguna manera, trabajar el sistema y poder llegar a tomar decisiones y, sobre todo, determinar sistemas que nos aseguren que la toma de decisiones, o el análisis de problemas y la resolución de los mismos,  podemos llevarlos a cabo de una manera más o menos preestablecida y con unos resultados satisfactorios.

2.- ¿Qué pasa cuando nos planteamos los problemas?:

Tendemos al pensamiento vertical, donde vamos directamente a la solución del problema  sin abrir y sin tener en cuenta el contexto y todas las posibilidades, de tal manera, que muchas veces no sabemos resolver un problema porque lo único que vemos es el cajón donde nos hemos metido y no somos capaces de irnos más hacia fuera o hacia dentro del problema o de la situación, nos enfrentamos frontalmente con el problema, no somos hábiles, somos un mal boxeador, sin técnica y el problema puede vencernos.
Lo que nosotros proponemos es que ante un problema la gente piense, que se lo tome con tranquilidad y que le dé todas las vueltas posibles  , no en busca de una solución directa, sino viendo el problema lateralmente, buscando sus debilidades, aquello que no se muestra de manera directa, su debilidad, los huecos en su guardia
La toma de decisiones, el análisis y la solución de problemas, conforme apremian a nuestros Proyectos, nos hacen tomar decisiones más rápidas, nos hacen pensar muchísimo más rápido y asumir muchísimos más riesgos, por eso debemos establecer adecuados mecanismos de pensamiento y de resolución de problemas.
El sentido común, el menos común de los sentidos. Tenemos son una serie de connotaciones que no nos permiten tenerlo, unas veces porque la prevalencia tiene que ser la del jefe, otras veces por influencias de determinadas cuestiones internas al Proyecto,  al final no nos dejan implementar lo que vemos con total claridad.

Necesitamos que la gente del Proyecto se meta dentro de los problemas, pero con sistema, con sentido común y con vocación de resolución, no de conflicto, en caso contrario, el líder se impondría en pensamiento, porque sí, por ser quien es,  y es lo que nosotros no queremos, lo que queremos es establecer una sistemática y una manera de enfrentarnos a los problemas con la que podamos trabajar y enriquecernos, vemos el problema como una oportunidad de mejora y crecimiento, no como algo a quitarnos de encima como sea, por eso somos Project Manager. 

3.- “Los seis sombreros para pensar”:

Es un sistema ideado por Edward De Bono, con éxito en muchas empresas que lo siguen (IBM, American Express….), es una sistemática bastante buena que plantea y trata de resolver el “qué hacer,” es importante si desarrollar todo el proceso y toda la sistemática de la metodología que aquí analizamos someramente y que emplearemos en el Master en Project Management.

Pensamiento lateral y toma de decisiones usando el Cerebro Parte-1-2-2Para qué sirve? Para cuestiones del día a día normalmente lo que necesitamos es solamente buscar información, conseguir la mayor información posible para estar más seguros de la respuesta que vamos a ofrecer, para ello, nos ponemos el sombrero de buscar información.
Bono nos plantea que nos enfrentemos a los problemas desde una serie de estadios en el que el primero sea la búsqueda de información (decir todo lo que se nos ocurra sobre el tema a tratar), luego buscar los pros o los contras, luego el análisis, los conceptos, etc….
Cada uno de los seis sombreros es de un color diferente, lo que simboliza las diferentes formas sobre las cuales se puede ver esa misma cuestión.
Para analizar el problema desde todos sus puntos de vista se propone colocarse de forma secuencial un sombrero de cada color en la cabeza y ver el asunto desde ese punto de vista y siempre desde el punto de vista que corresponde al color del sombrero, de esta manera analizamos la cuestión desde puntos de vista antagónicos que, sin está técnica, nunca hubiéramos considerado